La mujer budista dentro de la institución monástica

Nuestra primera tarea ha sido la recopilación de información sobre la cultura monacal budista, porque es un tema bastante desconocido en Occidente, lo que lleva a muchos malentendidos sobre qué significa ser monja, monje, lama, rinpoché, tulku etc.

A continuación apuntamos de forma muy resumida las diferencias básicas según la ordenación recibida y una breve referencia a las reglas de conducta.

– Upasikas: ordenación laica. Toman los “Cinco Preceptos”: no matar, no robar, no mentir, abstenerse de una conducta sexual incorrecta, no tomar intoxicantes.

– Sramanerika (sánscrito) o Guetsul Ma (tibetano): es la ordenación que tienen la mayoría de monjas dentro del budismo tibetano. Aun así, se podría decir que son novicias, ya que no pueden acceder a la ordenación completa. La ceremonia se lleva a cabo sobre la base de haber tomado los preceptos laicos como Upasika y el Rabjung (renunciar a la vida de la familia y tomar los votos monásticos).
Los votos de novicia constan de 10 preceptos, que pueden enumerarse de una forma más expandida hasta 36 preceptos.

– Bhikkhuni/Bhiksuni (sánscrito) o Guelong Ma (tibetano): mujer plenamente ordenada como monja en la comunidad monástica budista. Guarda 311 votos. Igual que los monjes (que guardan 227 votos), viven según la norma monástica del Vinaya.

– Vinaya Pitaka: contenido dentro del Canon Pali (Tripitaka), el Vinaya es la colección de textos de Buda concernientes a las reglas de conducta y etiqueta que regulan la vida monástica de la Sangha (bhikkhus y bhikkhunis).

– Diferencia entre lamas y monjes/as:
En el budismo tibetano, el lama (del tibetano bla ma, maestro o guía espiritual), originalmente utilizado para traducir “gurú” del sánscrito, es una “autoridad en la doctrina”, un maestro espiritual, alguien capaz de mostrar a otros el camino inequívoco hacia la liberación y la iluminación.
No debe confundirse monje con lama, pues el monacato no es un requisito para la condición de mentor espiritual, y los monjes tampoco suelen ser lamas.
En la tradición Kagyu se da este nombre a los monjes que han hecho el tradicional retiro de tres años y tres meses. En el Tíbet no se daba el título de lama a ninguna monja, ya que tampoco podían hacer este retiro. Actualmente en Occidente sí que lo realizan y a veces se les puede dar este nombre.