Sakyadhita Internacional

Tara azulSakyadhita, “Las Hijas de Buda”, es una organización internacional pionera de mujeres budistas, una alianza de mujeres (y hombres) comprometidas a transformar las vidas de las mujeres en las sociedades Budistas.

Esta alianza internacional fue fundada al concluir la primera Conferencia Internacional sobre Mujeres Budistas, realizada en Bodh Gaya, India, en 1987. Sakyadhita procura unir a las mujeres Budistas de diferentes países y tradiciones, con el fin de promover su bienestar y facilitar su trabajo para el beneficio de la humanidad.

En el siglo VI aC., el Buda confirmó que las mujeres y los hombres tienen el mismo potencial espiritual. Esta confirmación representó una desviación significativa respecto a los puntos de vista prevalecientes que definían a las mujeres en términos de su función biológica y su capacidad para el trabajo productivo. El Budismo es la única de las mayores religiones que reconoce la igualdad espiritual entre mujeres y hombres.

Desafortunadamente, a pesar de esta filosofía igualitaria, en la mayoría de las culturas budistas las mujeres no disfrutan hoy de igualdad de oportunidades para compartir investigaciones, ideas y experiencias. Una serie de publicaciones está ayudando a recuperar la historia de las mujeres budistas y a documentar sus vidas y aportaciones. Juntas, las mujeres budistas están cooperando para reconocer su enorme potencial para la transformación social y espiritual.

Los miembros de Sakyadhita están trabajando para lograr la equidad de género en el Budismo y la igualdad de oportunidades para la educación y la formación de las mujeres budistas en todo el mundo. Su intención es ayudar a las mujeres a desarrollar su potencial como académicas, profesionales, maestras, consejeras, artistas, organizadoras comunitarias y compasivas activistas sociales.

Los objetivos de Sakyadhita Internacional son:

    • Establecer una alianza internacional de mujeres Budistas
    • Avanzar en el bienestar espiritual y secular de las mujeres del mundo
    • Trabajar para la equidad de género en la educación budista, en la formación, en las estructuras institucionales y en la ordenación
    • Promover la armonía y el diálogo entre las tradiciones budistas y otras religiones
    • Alentar la investigación y las publicaciones sobre temas de interés para las mujeres budistas
    • Fomentar la acción social compasiva en beneficio de la humanidad
    • Promover la paz mundial a través de las enseñanzas del Buda

11717537_10153436877388094_555497750514144789_o

En la ceremonia de clausura del 14 Congreso Internacional de Sakyadhita, 2015

Breve historia

La palabra “Sakyadhita” significa hija del Buda. Es un término que se acuñó a partir del pali y el sánscrito, dos antiguas lenguas budistas, en el primer encuentro internacional de mujeres budistas, celebrado en Bodh Gaya, India, en 1987.

Sakyadhita Internacional se fundó entonces, al terminar un encuentro realmente histórico, como una organización no gubernamental independiente. Su objetivo era el de trabajar conjuntamente para beneficiar a las mujeres budistas, reducir la injusticia de género y despertar el potencial de las mujeres para despertar al mundo.

Desde 1987, a través de varios congresos bianuales, Sakyadhita ha trabajado para la igualdad de género en las comunidades budistas, centrándose especialmente en mejorar las oportunidades de las mujeres respecto a la educación, la salud, la práctica espiritual y la ordenación. Alentados por Sakyadhita, varios miembros han creado centros de retiro, proyectos educativos y albergues para mujeres y han empezado proyectos de traducción, investigación y publicación de textos.

Sakyadhita conecta a las mujeres budistas con iniciativas similares de otros países a nivel mundial, para alentar la cooperación y el intercambio cultural y educativo. Firmemente asentada sobre sus bases, Sakyadhita promueve el empoderamiento de las mujeres, que anteriormente se habían visto descuidadas en el desarrollo internacional. Como resultado de estas iniciativas, las mujeres budistas están ganando confianza y reconocimiento como investigadoras, profesoras, artistas, escritoras, consejeras y mentoras, y afrontan los problemas de la pobreza, la desnutrición, el tráfico sexual y otras lacras sociales que acosan sus comunidades.

Además de haberse convertido en un líder mundial en activismo social budista y en el desarrollo de género, Sakyadhita proporciona a chicas y mujeres de todas las edades, procedentes de comunidades vulnerables, formación en resolución de conflictos, ética medioambiental, atención sanitaria y derechos humanos. Somos el corazón de un movimiento global dedicado a dar fin a la injusticia de género y a trabajar para mejorar los servicios sanitarios y sociales para los entre 300 y 600 millones de mujeres budistas que hay en el mundo.

Miembros fundadores de Sakyadhita Internacional que leyeron el Bhiksuni Pratimoksa la noche de luna llena el jueves 15 de enero de 1987. En la fila de detrás, de izquierda a derecha: Bhikshuni Karuna Dharma, Bhikshuni Yi Hang, Bhikkhuni Jenhua Shih, Bhikkhuni Miaokwang Sudharma, Bhikshuni Pema Chodron, y Bhikshuni Yi Hang. En la fila de delante, de izquierda a derecha: Bhikshuni Karma Lekshe Tsomo, Bhikshuni Jampa Tsedroen, Bhikkhuni Yung Kai Shih y Bhikshuni Thubten Chodron.

Miembros fundadores de Sakyadhita Internacional que leyeron el Bhiksuni Pratimoksa la noche de luna llena el jueves 15 de enero de 1987. En la fila de detrás, de izquierda a derecha: Bhikshuni Karuna Dharma, Bhikshuni Yi Hang, Bhikkhuni Jenhua Shih, Bhikkhuni Miaokwang Sudharma, Bhikshuni Pema Chodron, y Bhikshuni Yi Hang. En la fila de delante, de izquierda a derecha: Bhikshuni Karma Lekshe Tsomo, Bhikshuni Jampa Tsedroen, Bhikkhuni Yung Kai Shih y Bhikshuni Thubten Chodron.

Un momento en la historia

Sakyadhita, Associación Internacional de Mujeres Budistas, es una alianza global fundada al finalizar el primer Congreso Internacional de Mujeres Budistas, celebrado en 1987 en Bodh Gaya (India), con el apoyo del Dalai Lama. La iniciativa para el congreso provino de la monja alemana Ayya Khema, la monja norteamericana Karma Lekshe Tsomo y la profesora tailandesa Chatsumarn Kabilsingh (ahora Bhikkhuni Dhammananda). La organización tiene el objetivo de unir las mujeres budistas de distintos países y tradiciones, para promover su bienestar y facilitar su trabajo para el beneficio de la humanidad. Actualmente Sakyadhita tiene alrededor de 2.000 miembros en 45 países en todo el mundo. Los congresos bianuales reúnen a laicas y monjas de varios países y tradiciones para compartir su investigación y experiencia y para promover proyectos destinados a mejorar las condiciones de las mujeres budistas, especialmente en países en vías de desarrollo. Sakyadhita se registró como entidad sin ánimo de lucro en el estado de California en 1988.


Los logros de Sakyadhita, en pocas palabras

Congresos

Desde nuestro inicio en 1987, nos hemos dedicado a promover la igualdad de género, el estudio, el trabajo en común y la armonía entre las mujeres budistas. Esta tradición continúa para unir a practicantes entregadas y aliadas y para alentar su trabajo por el bienestar espiritual y secular en el mundo.

Publicaciones

Nuestras publicaciones están ayudando a recuperar la historia de las mujeres budistas y a documentar sus vidas y contribuciones. El boletín informativo anual de Sakyadhita, mantiene a sus miembros al día de las actividades, publicaciones y nuevos proyectos.

Iniciativas de mujeres budistas

Respaldamos iniciativas de mujeres budistas destinadas a la creación de proyectos educativos, centros de retiro y de formación y congresos locales y grupos de debate. Las mujeres budistas están trabajando desde las bases para crear un impacto positivo en el mundo.

Iniciativas interreligiosas

Tenemos el compromiso de entender y apreciar las distintas religiones, filosofías y culturas del mundo y de llevar la armonía y la comprensión entre las tradiciones budistas. Fomentando la comprensión interreligiosa y ecuménica, Sakyadhita trabaja para prevenir y resolver conflictos a nivel local y global.

EPublicationsHeader


Organización

Sakyadhita Internacional consta de tres niveles organizativos, compuestos por miembros de distintas culturas y nacionalidades:

– La Junta Asesora Internacional, con 14 líderes religiosos, profesionales e investigadores de 11 países que aconsejan respecto a la estrategia, las publicaciones y las cuestiones relacionadas con países y tradiciones concretos. Estos asesores actúan como representantes nacionales e internacionales sobre budismo, mujeres y cuestiones de desarrollo.

– La Junta Directiva, con 12 líderes religiosos, profesionales e investigadores de 5 países. Los miembros de la Junta Directiva elaboran la estrategia; organizan congresos; publican libros, boletines informativos y ponencias; mantienen la web de Sakyadhita; recaudan fondos, y supervisan las comunicaciones. También actúan como representantes nacionales e internacionales sobre budismo, mujeres y cuestiones de desarrollo.

– Los socios, con alrededor de 2000 mujeres y hombres, entre los que hay líderes religiosos y comunitarios, profesionales e investigadores de todo el mundo. Los miembros ayudan a organizar encuentros internacionales y locales; ayudan en materia de desarrollo y de comunicaciones; supervisan centros de estudio, centros de meditación y monasterios, y realizan proyectos de acción en las comunidades.

Sakyadhita funciona únicamente mediante el voluntariado. En el pequeño y activo núcleo de voluntarios del corazón de Sakyadhita se encuentran mujeres y hombres profesionales de muchos países, que aportan su conocimiento y talento para llevar a cabo la misión de Sakyadhita a nivel mundial. Como parte de esta misión, estos profesionales trabajan para fomentar la capacidad creativa y los conocimientos administrativos de mujeres y hombres de varias procedencias menos privilegiadas, ofreciéndoles formación formal e informal.

Los miembros de la Junta Directiva y Asesora dan un soporte activo a Sakyadhita aportando su tiempo, experiencia y recursos. Representantes de la Junta Directiva y Asesora de Sakyadhita publican con regularidad libros y artículos relacionados con la filosofía y la cultura budista; se reúnen con líderes religiosos, funcionarios públicos y líderes comunitarios; son miembros de la junta directiva de organizaciones como la Asociación Budista para la Paz, y asisten a encuentros internacionales, como los fórums de las Naciones Unidas, conferencias de paz y conferencias interreligiosas.

12th-14


Actividades

Congresos internacionales

Desde su fundación en California en el año 1987 como entidad sin ánimo de lucro, Sakyadhita ha organizado la única serie de congresos internacionales de carácter global, para budistas laicos y ordenados, que se ha celebrado en todos los 2.500 años de historia del Budismo. Centenares de mujeres budistas de más de 30 países de Asia, Australia, Europa, África y las Américas han participado en ellos, y monjes y laicos de varias tradiciones budistas y otra religiones también se han unido a las conferencias y han contribuido a los intercambios académicos y prácticos.

Sakyadhita ha hecho un esfuerzo especial para que estos encuentros se celebren en países en desarrollo por dos razones: en primer lugar, para mantener los costos lo más bajos posibles para que puedan asistir el máximo de mujeres de países en desarrollo y, en segundo lugar, para cumplir el objetivo de Sakyadhita de beneficiar a las mujeres que más lo necesitan.

El diálogo activo sobre cuestiones que afectan a las mujeres budistas es un camino indispensable hacia el empoderamiento, la igualdad de género, la justicia social y económica y la mayor comprensión entre las mujeres de todo el mundo. En muchas comunidades, Sakyadhita es la única tribuna budista que habla activamente de asuntos que afectan a las mujeres budistas.

Los congresos internacionales de Sakyadhita son fruto de la colaboración entre Sakyadhita Internacional y el país de acogida.

Conferencias y encuentros nacionales y locales

Además de los congresos internacionales, Sakyadhita organiza retiros de meditación, grupos de estudio y coloquios en numerosos lugares. Por ejemplo, Sakyadhita Hawái organizó la visita de S.S. el Dalai Lama en abril de 1994, con cuatro días de actividades que atrajeron más de 10.000 personas. Las filiales de Sakyadhita de Inglaterra, Alemania, India, Tailandia y Sri Lanka han acogido conferencias y congresos nacionales. En los Estados Unidos se han celebrado foros en Claremont Graduate University, Smith College y muchos otros espacios.

Publicaciones

Las conferencias del I Congreso en Bodhgaya, India, se publicaron en el libro Sakyadhita: Daughters of the Buddha (Snow Lion Publications, 1898). Las conferencias del retiro de Sakyadhita en Santa Barbara se encuentran en Buddhism Through American Women’s Eyes (Snow Lion Publications, 1995). Se ha producido un libro sobre la ordenación de las mujeres: Sisters in Solitude: Two Traditions of Monastic Ethics for Women (State University of New York Press, 1996). Las conferencias del II, el III y el IV Congreso Internacional (celebrados en Bangkok, Colombo y Ladakh) se han publicado en Buddhist Women Across Cultures: Realizations (State University of New York Press, 1999). Las conferencias de los congresos de Camboya y Claremont se encuentran en Innovative Buddhist Women: Swimming Against the Stream (Curzon Press, 2001).

Los artículos del congreso de Nepal se publicaron en Buddhist Women and Social Justice: Ideals, Challenges, and Achievements (State University of New York Press, 2004). Las actas del congreso de Taiwan se publicaron en Bridging Worlds: Buddhist Women’s Voices Across Generations (Yuan Chuan Press, 2004) y las del congreso de Corea en Discipline and Practice: Buddhist Women Past and Present (Sakyadhita, 2004). Las actas del congreso de Corea se publicaron en Out of the Shadows: Socially Engaged Buddhist Women in the Global Community (Sri Satguru Publications, 2006) y las del congreso de Malasia en Buddhist Women in a Global Multicultural Community (Sukhi Hotu Press, 2008). Las actas del congreso de Vietnam se publicaron en Eminent Buddhist Women (State University of New York Press, 2014).

Muchas otras publicaciones y proyectos de investigación se han inspirado en las actividades de Sakyadhita, con lo que se ha creado un nuevo género de literatura sobre mujeres budistas. Varias de estas publicaciones se han traducido al birmano, chino, alemán, japonés, coreano, maratí, mongol, tailandés, tibetano, vietnamita, etc.

Vídeos y CD

Sakyadhita ha creado tres vídeos: The Power of Compassion documenta el IV Congreso en Ladakh; Women in Buddhism: Unity and Diversity, filmado en el congreso de Camboya en 1998, presenta retratos de mujeres budistas de todo el mundo; Living and Dying in Buddhist Cultures revisa varias creencias tradicionales y prácticas relacionadas con la experiencia universal de la muerte. Un CD titulado The 14th Dalai Lama in Hawaii lleva el mensaje de paz y compasión de este premio Nobel de la Paz a una audiencia más amplia. El último CD que se ha creado se titula The Liberating Power of Mantras. Estos vídeos y CD colaboran en la misión de Sakyadhita de hacer crecer la comprensión y la compasión a lo largo de todo el mundo.

Boletín

Sakyadhita viene publicando desde 1990 un boletín, su principal vínculo de comunicación, con el que se informa a los socios sobre las actividades y los temas de interés relacionados con la organización. Útil herramienta de trabajo en equipo entre budistas y la comunidad de mujeres internacional, constituye un foro para hablar de las ideas y experiencias de los socios, estimular la investigación y fomentar la reflexión sobre cuestiones de interés común.

Programas educativos comunitarios

Los congresos facilitan la misión de Sakyadhita y aportan una base para lograr sus objetivos, entre los que se encuentran cursos de formación profesional, programas educativos, monasterios, albergues para mujeres y centros de práctica. Crear escuelas, monasterios y centros de formación donde las mujeres jóvenes puedan adquirir destrezas y conocimiento, puedan formarse como maestras y puedan ordenarse monjas si lo desean, es un medio para transformar muchas vidas.

Las redes de amistad y de comunicación generadas en los congresos internacionales han ayudado a identificar los recursos y han capacitado a los asistentes para que desarrollaran muchos proyectos valiosos. Aunque el progreso de las mujeres budistas es un proyecto a largo plazo, los congresos han estimulado una rápida mejora respecto a las oportunidades educativas, religiosas y sociales de las mujeres de Asia. Exponemos a continuación algunas de las iniciativas que se han generado.

Fundación Jamyang

La Fundación Jamyang ha establecido innovadores cursos destinados a chicas jóvenes y a monjas en dos de las zonas más necesitadas y recónditas del mundo: el Himalaya indio y Chittagong Hill Tracts, en Bangladesh. Estos proyectos fomentan un aprendizaje en consonancia con el contexto cultural budista de las estudiantes.

En el Himalaya la Fundación Jamyang organiza actualmente doce cursos: nueve en Zangskar (Ladakh), dos en Spiti (Himachal Pradesh) y uno en Kinnaur. En Chittagong Hill Tracts la Fundación Jamyang ha fundado y respalda tres escuelas primarias para niñas.

Actualmente hay dos proyectos pioneros en Dharamsala (Himachal Pradesh) y uno en Spiti que son autónomos, con lo que se cumple de este modo la misión de la Fundación Jamyang de empoderar a las mujeres y crear comunidades sostenibles mantenidas por las mujeres mismas.

De las 387 alumnas que asisten a los cursos de la Fundación Jamyang, 277 son mujeres de entre 6 y 73 que habitan en remotas zonas del Himalaya indio y 110 son chicas jóvenes de la etnia marma, de apartadas zonas tribales de Bangladesh. La mayoría están muy poco o nada escolarizadas, porque sus padres prefieren mandar a los hijos a la escuela y quedarse a las hijas para que trabajen en casa. Además, las pocas escuelas locales que existen enseñan una cultura extraña en una lengua ajena. En el Himalaya, la cultura de las alumnas es budista tibetana, mientras que las escuelas del gobierno enseñan hindi y urdú. En Chittagong Hill Tracts, las alumnas son budistas marma, mientras que las escuelas del gobierno enseñan bangla. Además, los profesores de las escuelas del gobierno suelen ser absentistas y en el camino a la escuela las chicas pueden ser víctimas de una agresión sexual.

Instituto Sakyadhita para Mujeres Budistas

Se ha establecido en Sri Lanka un revolucionario Instituto para Mujeres Budistas. Se ha escogido un grupo de monjas que han mostrado habilidad para el liderazgo a través del trabajo social en sus comunidades, para que cursen un plan de estudios de tres años sobre trabajo social y liderazgo. Este programa académico, que verdaderamente es un esfuerzo internacional, fue establecido por la fundación alemana Heinrich Boell y desarrollado por la Asociación de Trabajadores Profesionales de Sri Lanka, en colaboración con el Instituto Nacional de Desarrollo Social.

El instituto, el primero que provee formación profesional a monjas budistas en Sri Lanka, ofrece formación en el aula y trabajo sobre el terreno. El currículum incluye trabajo social, métodos de intervención, habilidades de comunicación y formación en liderazgo, en derechos humanos, en resolución de conflictos, en armonía étnica y en establecimiento de la paz, haciendo énfasis en las perspectivas budistas sobre el desarrollo social.

Escuela para chicas Sanghamitta

En Bangladesh, los budistas son menos del 1% de la población. Al ser una minoría en un país pobre, no tienen oportunidades educativas adecuadas. Las chicas tienen más riesgo de sufrir problemas de salud, abusos sexuales y analfabetismo. Esta escuela primaria da a las chicas la oportunidad de asistir a las clases en un ambiente seguro y con un currículum basado en los principios budistas.

La escuela Sanghamitta, que fue el primer proyecto de la Fundación Jamyang en Bangladesh, se fundó en 2001 en el distrito de Bandarban, en Chittagong Hill Tracts. La escuela ofrece educación primaria a 136 chicas de tribus marma, que estudian en aulas con paredes de bambú. Se ha hecho muy popular entre la gente de la zona porque los profesores tratan a las estudiantes con un gran amor. Los aldeanos están ayudando a financiarla. Todo el mundo está de acuerdo en que educar a las chicas es el mejor modo de protegerlas del tráfico sexual y de otros peligros.

Además, en el año 2004 se fundó la escuela Mahayama en un pequeño pueblo cerca de Rajasthali, un área budista tribal de Chittagong Hill Tracts. En 2007 había 60 alumnos repartidos en cuatro clases. En 2006 la gente de Manikchari Thana, un apartado pueblo de Khagarachari, inició la escuela Visakha con un total de 38 chicas en dos clases. En 2007 el nombre de estudiantes incrementó a 66 y en 2008 empezó una nueva clase de 15 chicas.

Becas

En 2002 la Fundación Jamyang inició un programa de becas para ayudar a que mujeres budistas de países en desarrollo pudieran cursar la educación secundaria y universitaria. Desde entonces diez mujeres jóvenes han recibido becas. Ahora están estudiando en el instituto Mahapajapati (Tailandia), en la universidad de Delhi y el instituto Kullu (India) y en la universidad de Chittagong (Bangladesh). Muchas otras mujeres jóvenes tienen la esperanza de cursar estudios superiores cuando estén disponibles más fondos para becas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s